Torta del Casar: ¿Cómo consumir la torta del casar?

0192-productospastovelia2_1.jpg

En el caso de que vayamos a consumir la Torta del Casar en pocos días en primer lugar necesitamos atemperarla a una temperatura de 18º - 20º para que podamos disfrutarla con su textura cremosa y untable, en ningún momento debemos consumirla fría.

Se recomienda utilizar un cuchillo de punta para abrir la parte superior del queso (como si quitaramos la tapadera), teniendo mucho cuidado en que esta se rompa, de esta forma dejaremos a la vista su crema interior.

Una vez degustada conservaremos la misma tapandola con la misma corteza superior del queso (que habremos guaradado previamente) y la guardaremos a temperatura ambiente (fuera de la nevera) en un lugar fresco alejado de las fuentes de calor como por ejemplo los radidores.

A continuación procedemos a utilizar un cuchillo de punta plana (para no dañar la estructura de la corteza) para extraer la cantidad de la pasta que queramos degustar de la Torta.

En el caso contrario de que unicamente vayamos a consumir una parte o porción procederemos a cortarlo en porciones manteniendolo frio (nada más sacarlo de la nevera), el objetivo es evitar que el resto de la Torta no se deshaga.

A continuación procederemos a guardar la parte sobrante en plastico alimentario. De esta forma podremos ir consumiendo las distintas porciones a medida que las podamos ir necesitando.

Una vez las saquemos de la nevera deberemos dejar que las mismas se atemperen hasta obtener una temperatura de 18º a 20º ideal para su consumo.