Los que comen queso llevan una vida más saludable

queso-manos.jpg

El yogur y el queso, muy buenos alimentos

Estos alimentos lácteos poseen una composición nutricional muy particular. Nancy Babio, investigadora del CiberObn y profesora agregada del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la Universidad Rovira i Virgili, en Tarragona, explica que: “Aportan un elevado contenido en calcio que es muy difícil alcanzar mediante el consumo de otros alimentos no lácteos como determinadas verduras y frutos secos y que, además contienen lactosa que facilita la absorción del calcio en el intestino”.  El yogur y el queso son productos fermentados y, por ello, “contienen bacterias probióticas. Según las evidencias científicas, muchos son los beneficios que se asocian a éstas, ya que no sólo reducen el número de bacterias patógenas de nuestro organismo, sino que interaccionan con nuestro metabolismo aportando diferentes beneficios, como podría ser la disminución de los triglicéridos en sangre”, añade.